Quienes somos

El Centro la Semilla de Ser es un proyecto que hemos concebido en el amor con el fin de poder servir a los demás y contribuir al despertar de la conciencia, tanto individual como colectiva.

Para que nos conozcáis mejor, os dejamos nuestra presentación aquí abajo:

Carola

Maestra de REIKI Usui*- Coach Transpersonal, Terapeuta de Sanación Akashica

Carola Portada

 

Laia

Doula – Terapeuta REIKI Usui (III Nivel)

Laia Portada

¡Namasté!

Soy como todos vosotros: una persona más en búsqueda de su destino y de su auto-realización: de donde vengo, hacia donde voy y para que estoy aquí.

Como muchos de vosotros, he nacido, crecido y me he formado en esta sociedad occidental absorbiendo, cultura, tradiciones, esquemas y patrones de mi entorno y alejándome de quien era en realidad para acercarme más a lo que los demás querían que yo fuese.

En el intento de ser quien NO era, choqué en varias ocasiones con la esencia de mi verdadero ser, hasta comprender que había algo más fuerte que yo y que tenia que seguir lo que mi corazón me dictaba porque solo así experimentaría la paz y viviría en armonía…

..no fue fácil y fue doloroso pero absolutamente necesario y por eso doy gracias todos los días.

De no ser así me habría transformado en un espejismo y hubiera perdido la oportunidad de entender quien soy, de conocerme y comprender que soy parte de algo más grande, algo del cual todos y cada uno de nosotros formamos parte y que a la vez forma parte de nosotros.

Sentir mi corazón, mi voz interior gritar para que finalmente le escuchara solo fue solo el comienzo de un largo viaje, un peregrinaje, que aun estoy haciendo. Desde ese momento empecé un camino de continua búsqueda y despertar que me llevó a tener distintas vivencias imprescindibles para entender hoy hacia donde voy.

Comprendí que no hay experiencias buenas o malas sino simplemente experiencias que tenemos que vivir para poder aprender, conocernos más profundamente, conocer nuestra esencia divina y nuestro propósito en la Tierra y así seguir evolucionando.

Este blog es una etapa nueva, una etapa más en este sendero del despertar, una herramienta para compartir lo que voy aprendiendo y descubirendo con todos vostros y la vez para para que vosotros podais compartir conmigo, vuestras ideas y vuestras viviencias; un lugar de intercambio, de reflexion, de introspección, de vida, de amor, y de luz.

Gracias a todos vosotros por ser, directamente o indirectamete, coscientemente o insconcientemente, parte de este proyecto.

Con Amor,

Namasté (Mi ser interior bendice y saluda a tu ser interior)

Carola

 

*Maestra Federada en la Federación Española de Reiki. Numero de Federado: 4348

 No es fácil para mi escribir acerca de cómo soy yo, ¿Será porqué aún me estoy descubriendo?
Ciertamente, así es. Si tuviera que definirme lo haría como una buscadora incansable.
No os voy a engañar tuve una niñez tranquila y cómoda. Nací en Barcelona en el 9 de diciembre de 1986, crecí como hija única en una familia sin muchos altos y bajos. Recibí educación católica aunque en mi casa éramos no practicantes.
De siempre fui una niña a la que llamaban soñadora (aún hoy me lo dicen), feliz, muy habladora (empecé a hablar a temprana edad), luchadora por las buenas causas, muy sensible y amante de los animales. En la escuela me rodeaba de niñas más mayores que yo. En casa me gustaba estar con los adultos y no con los niños.
Mi madre me preguntaba porque no jugaba con los otros niños de mi edad y yo le decía que no los entendía cuando hablaban.
No me apasionaba la escuela. Recuerdo que muchas veces prefería quedarme en casa jugando a cualquier cosa que mi imaginación me proporcionara.
Soñaba, soñaba que volaba. Soñaba que era una guerrera armada con arco y flechas que luchaba por los más necesitados. También soñaba que era madre, que paría y le daba el pecho a mi hijo.
Nunca fui una estudiante que destacara por sus resultados. Cuando tuve edad de ir a la universidad, ninguna de las carreras me llamaba la atención. Desde los 14 años quise ser policía.
La idea de dedicar mi trabajo al servicio de los demás me apasionaba. Y así fue como después de un largo camino de oposición llegue a ser lo que había querido ser siempre.
Fue solo hace tres años que empezó los que muchos denominan mi despertar. Empecé a reconocer mi verdadera esencia, a ser más auténtica.
Leí, y leí y volvía a leer libros sobre espiritualidad, energías, despertar etc. Pero cuanto más leía más comprendía que todo estaba dentro de mí.
Los libros eran solo herramientas pero el trabajo era INTERIOR E INDIVIDUAL. Cuando hube comprendido esto, empecé a hurgar dentro de mí, nunca tuve miedo de encontrar cosas “feas” sobre mí. Al contrario, más me conocía más quería saber y así poder sanar lo que he venido a sanar.
Porque cuanto más me conozco, más puedo amarme, más puedo sanarme y más consciente puedo ser. Y cuando más me amo más puedo amar a los demás.
Y de esta manera empecé a ser la Laia que más me gustaba, esa que siempre había estado allí pero con el ir y venir de la vida se había ocultado detrás de estereotipos, modas, tradiciones…EGO.
Y volviendo al principio, soy una buscadora incansable. Y ¿Qué busco? Busco dentro de mí para conocerme y después poder SER, simplemente SER.
Con amor,
Laia