SOLO RESPIRA

Es difícil expresar las emociones a cualquier edad, y para los niños es un desafío aún mayor descubrir por primera vez lo que están sintiendo cuando tienen pena o rabia.

Abajo el cortometraje de Julie Bayer Salzman y Josh Salzman inspirado después que escucharon una conversación de su hijo de 5 años con un amigo al cual contaba cómo sus emociones afectaban diferentes partes de su cerebro y cómo había que calmarse a través de simples respiros.

ojos-cerrados[1]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *