REIKI y Mesothelioma

(Versión traducida al español)

El cáncer se clasifica como una de las cinco cosas más temidas en los Estados Unidos, y esto no es una sorpresa. El cáncer es la segunda causa de muerte en los EE.UU. y la principal causa de muerte en Australia. Si bien estas cifras son preocupantes, la buena noticia es que los avances científicos han aumentado las posibilidades de que estos números se reduzcan drásticamente.

 Los avances tecnológicos modernos en la medicina han permitido detectar muchos tipos de cáncer en su primer estado, lo que permite cirugías inmediatas y una oportunidad mucho mejor de supervivencia. De hecho, hace 20 años, las posibilidades de sobrevivir al cáncer eran un 30 por ciento más bajas que en la actualidad. Más del 50 por ciento de los pacientes de cáncer de hoy en día son capaces de sobrevivir más de cinco años después de haber sido diagnosticados.

 Australia actualmente lidera el mundo en el estudio de cómo la mente y el cuerpo trabajan juntos para combatir la enfermedad y mantener a los individuos equilibrados. Para que una persona se mantenga sana, es importante que la conexión especial entre el cuerpo y la mente permanezca en su lugar. Estudios sugieren que las personas son más propensas a recuperarse de la enfermedad si este vínculo está en su lugar, ya que el cerebro liberará sustancias químicas que ayudan al cuerpo en la lucha contra las enfermedades. La terapia que ayuda a construir la relación entre la mente y el cuerpo se conoce como terapia de la mente-cuerpo y se utiliza a menudo como parte del proceso de atención de la persona en su integralidad. 

Los terapeutas que hacen uso de la terapia mente-cuerpo ayudan a sus pacientes a mantener el equilibrio entre el alma, la mente y el cuerpo y ayudan a estimular la curación en todos los aspectos del paciente. Estudios recientes han demostrado que un uso constante de la terapia mente-cuerpo puede ayudar a enriquecer la calidad de vida de los enfermos de enfermedades terminales como el cáncer y el mesotelioma. La terapia del cuerpo-mente ayuda al paciente reduciendo los niveles de dolor, negando o minimizando los efectos secundarios de la quimioterapia y bajando los niveles de estrés y ansiedad. La terapia más común mente-cuerpo recomendada para aquellos que sufren de enfermedades crónicas se conoce como REIKI.

REIKI se originó en Japón a principios de la década de los años veinte como una mezcla única de la medicina oriental antigua y la meditación moderna. Es una forma de terapia no invasiva en la que el terapeuta aumenta el campo de energía del paciente donde está  débil. Según los practicantes, el terapeuta es capaz de acceder a la energía infinita del universo y canalizarla en los siete centros de energía del cuerpo (chakras).

 Las sesiones tienden a durar aproximadamente una hora e donde el paciente está acostado, sentado o de pie mientras el terapeuta sostiene sus manos sobre su cuerpo, permitiendo que la energía fluya hacia el paciente dondequiera que se sienta necesario. Los que sufren miedo, tensión y  ansiedad han declarado que el REIKI es el tipo de terapia más eficaz para mitigar sus síntomas. Los doctores y los especialistas de la salud recomiendan con frecuencia esta terapia para ayudar a reducir el dolor y otros síntomas del mesothelioma. Si usted o alguien que usted ama sufre de esta forma de cáncer, debería definitivamente experimentar este tipo de terapia.

Fuente: Este articulo ha sido creado por Virgil Anderson para los followers de la LaSemillaDelSer

___________________________________________________________________________________________________

(Versión original)

Cancer is ranked in one of the top five most feared things in the United States, and this is hardly a surprise. Cancer is the second leading cause of death in the US and the leading cause of death in Australia. While these figures are sobering, the good news is that developments in science have enhanced the chances of these numbers being dramatically reduced.
 
 Modern technological advances in medicine have made it possible to detect many types of cancer at onset, allowing for immediate surgeries and a much better chance of survival. As a matter of fact, 20 years ago, the chances of surviving cancer were 30 percent lower than today. More than 50 percent of modern-day cancer patients are able to survive more than five years after they are diagnosed.
 
Australia currently leads the world in the study of how the mind and the body work together to fight disease and keep individuals balanced. In order for a person to stay healthy, it is important for the special connection between the body and the mind to stay in place. Studies suggest that persons are more likely to recover from sickness if this bond is in place, for the brain will release chemicals that aid the body in fighting illnesses. The therapy that helps to build rapport between the mind and the body is known as mind-body therapy and is often used as part of whole-person health care.
 
 Therapists who make use of mind-body therapy help their patients to keep the balance between the soul, mind and body and help to stimulate healing in all aspects of the patient. Recent studies have shown that a steady use of mind-body therapy may help to enrich the quality of life for sufferers of terminal illnesses such as cancer and mesothelioma. Mind-body therapy helps the patient by reducing levels of pain, negating or minimizing the side effects of chemotherapy and lowering levels of stress and anxiety. The most common mind-body therapy recommended for those suffering from chronic illnesses is known as REIKI therapy.
  
REIKI originated in Japan in the early 1920s as a unique blend of ancient Eastern medicine and modern meditation. It is a form of non-invasive therapy in which the therapist boosts the energy field of the patient wherever it is weak. According to practitioners, the therapist is able to access the infinite energy of the universe and channel it into the seven energy centers of the body.
  
Sessions tend to last approximately one hour and involve the patient lying down, sitting or standing while the therapist holds their hands over their body, allowing energy to flow into the patient wherever it feels needed. Sufferers from fear, tension and anxiety have stated that Reiki is the most effective form of therapy to mitigate their symptoms. Doctors and health specialists frequently recommend this therapy to help reduce the pain and other symptoms of mesothelioma. If you or someone that you love suffers from this form of cancer, you should definitely consider getting this form of therapy.

Source: This article was  written by Virgil Anderson for LaSemillaDelSer