Es posible que en el camino te caigas una o más veces…
es como cuando aprendiste a caminar…al principio te costaba quedarte de pie y caminar y eso ocurría por falta de equilibrio; Al no manejarlo muy bien, por la inestabilidad te caías de vez en cuando…pero nunca paraste de levantarte y hoy caminas perfectamente porque ya manejas tu equilibrio sin esfuerzo, porque lo tienes integrado en ti…

En el camino interior no hay diferencia…hay que aprender sobre el equilibrio, conocerlo, comprenderlo e integrarlo…y eso es un proceso. En el proceso puede que te caigas, sobre todo al inicio, pero cada vez que te levantas eres más fuerte, aprendes más cosas, hasta aprendes como caer mejor y por eso cada vez que te caes estas más cerca de dejar de caerte y alcanzar tu equilibrio…No te rindas ahora!

Foto de La Semilla del Ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *